“Enfatizar el uso de seguros agrícolas para cultivos anuales, frutales, ganado, apícola y forestales, además de seguros de precios”.

“Enfatizar el uso de seguros agrícolas para cultivos anuales, frutales, ganado, apícola y forestales, además de seguros de precios”.

DIRECTOR EJECUTIVO AGROSEGUROS, RICARDO PRADO CUEVAS

 

Agroseguros del Ministerio de Agricultura ha tenido cambios de lo que yo la dejé hace 4 años atrás, algunos de ellos muy interesantes y otros no tanto. El más sintomático de los cambios es sin dudas el cambio climático con sus efectos y consecuencias ya conocidos por todos. Talvez son los agricultores los más lo ha resentido.

Sin ir más lejos, tengo en la retina los Aluviones en el norte del país el año 2016 con muy serias consecuencias en frutales y en articular viñas. A consecuencia de ello se incorpora a la familia de los seguros agropecuarios con subsidio estatal un seguro de incendio y adicionales que cubre avalanchas y terremotos; en el verano del 2017 los incendios forestales que todo Chile estuvo pendiente con una gran cantidad de productores sufriendo las consecuencias devastadoras de esos incendios; las heladas y granizos en noviembre 2017 con efectos muy negativos en frambuesas; y hoy en día las compañías de seguros están evaluando los efectos de las lluvias (en marzo 2018) que afectaron a las regiones de O’Higgins y Maule.

 

El agricultor hoy en día está más mucho informado que hace 5 o 10 años atrás, ha incorporado en su diario vivir la tecnología (celulares, internet, wapps y tweets…. ) y accede fácilmente y cuando quiere a redes meteorológicas, sabe acerca del clima, planifica sus actividades con mejor conocimiento y ya conoce acerca de los beneficios a los que puede acceder suscribiendo sus Seguros Agropecuarios (con subsidio estatal) mitigando así sus riesgos asociados a los efectos del clima y de la naturaleza.

 

Respecto a los actores en este modelo de aseguramiento para el agro, la mayoría de ellos se han mantenido en el tiempo y se repiten en los países. En este mundo de los seguros para el agro, adquieren - además de los agricultores pequeños y medianos que son los beneficiados de este modelo - vital importancia las Reaseguradoras internacionales, las Compañías de Seguros, los Corredores de Seguros, los aglutinadores de demanda, los Liquidadores de Siniestros además de Agroseguros.

 

Por otro lado, nuestros agricultores financian sus necesidades de capital de trabajo en INDAP, bancos comerciales, Bancoestado, y también en aglutinadores como lo son Coagra, Agrotop, Sugal, Iansa, Carozzi, Coopeuch, Orafti, por mencionar algunas de ellas y otros. Habitualmente el seguro agrícola suscrito es una garantía o segunda fuente de repago, que obtiene el acreedor del agricultor que debe financiarse anualmente.

 

En Agroseguros del Minagri, además de capacitar y promocionar la amplia familia de seguros agropecuarios existentes, administramos el subsidio estatal que se da en forma de copago en el pago de la prima a cada suscriptor de estos seguros, lo que hace año a año muy atractiva su contratación.

 

Los sucesos a raíz del cambio climático han logrado mucha más notoriedad en estos últimos años y han fijado la atención en estos seguros que mitigan los riesgos del sector.

 

 

 

La producción agropecuaria hoy en día está expuesta a inundaciones, plagas, enfermedades, a la naturaleza impredecible de los procesos biológicos, a sequías, fuertes lluvias y vientos, heladas, nevazones, granizos y también actividad volcánica. Los riesgos mencionados tienen impactos directos en el patrimonio de los agricultores y en sus flujos de pagos o compromisos adquiridos.

 

Dado lo anterior, nuestro propósito como parte del Gobierno de Chile es que el mayor número posible de agricultores contrate sus Seguros Agropecuarios con subsidio estatal, logrando transferir sus riesgos a terceros independientes (Reaseguradoras extranjeras), y así evitar – cuando existan siniestros – que no tengan que solventar daños en su producción con fondos propios o lo que es peor, endeudándose nuevamente para mantenerse en forma activa y productiva en el tiempo.

 

El Programa de Gobierno del presidente Sebastián Piñera dice textual: “Enfatizar el uso de seguros agrícolas para cultivos anuales, frutales, ganado, apícola y forestales, además de seguros de precios”. Para cumplir con lo anterior desarrollaremos e implementaremos las adecuadas estrategias que nos permitan aumentar la contratación de Seguros Silvoagropecuarios durante el periodo 2018-2022, con fuerte énfasis en la pequeña y mediana agricultura.

 

También iniciaremos todas las actividades necesarias para contar al más breve plazo posible las autorizaciones para implementar Seguros Paramétricos en zonas amplias en Chile, este seguro catastrófico hoy no existe en Chile y ampliar las coberturas de riesgos mediante instrumentos financieros- por ejemplo ofrecer cobertura de precios con tipo de cambio para Maíz y Trigo- que tampoco existen al día de hoy en nuestro país.

 

Todo lo anterior que he mencionado está circunscrito en los 8 ejes del Programa de nuestro Gobierno: Mejorar calidad de vida del mundo rural, Potencia la agricultura familiar y pymes, Potenciar la Innovación, en el tema aguas: Código y seguridad, Modernización ministerial, Mejorar la transparencia y gestión, Mejorar la integración al mundo y finalmente potenciar producción sustentable agrícola y forestal.

 

Nuestro Programa lleva implícito los Sellos en el aspecto Social, en el apoyo al mundo productivo y en la modernización del Agro.

 

En este escenario, nuestros objetivos estratégicos son: impulsar la creación y desarrollo de nuevas líneas de productos de la familia de los seguros agropecuarios con énfasis en seguros de índices, todos ellos con subsidio estatal; fomentar nuevas alianzas estratégicas con distintos participantes del sector, difundiendo, promoviendo, capacitando y perfeccionando las distintas líneas de Seguros del Agro;incrementando el número de partícipes en los Programas que pertenecen a cadenas agroalimenticias; poniendo a disposición de los agricultores, las tecnologías disponibles para que puedan suscribir sus pólizas de seguros agropecuarios a través de estos medios remotos; y posicionara los Seguros para el Agro y lograr un mayor conocimiento y una mejora sustancial en la percepción del instrumento.

Al contratar un seguro el agricultor transfiere el riesgo al asegurador, quien queda obligado a compensar económicamente el perjuicio sufrido, pagando una indemnización.

 

Nuestro futuro para los próximos ocho años y ojalá más, será administrando nuevos Seguros Paramétricos (que se complementan con los actuales seguros agropecuarios individuales ), aplicados a extensiones de territorio amplios y cubriendo riesgos de sequía, lluvias en exceso, heladas, sequías, terremotos y otros, con nuevos actores, ya sean Reaseguradoras, Compañía de Seguros y asegurando a un amplio número de agricultores que hoy por alguna razón no lo hacen.

 

Invitamos a todos los pequeños y medianos agricultores a suscribir sus Seguros Agropecuarios con subsidio estatal para la presente y próximas temporadas.

Columna de Opinión