Altas temperaturas y sequía podrían desplazar cultivos frutícolas hacia el sur del país

Altas temperaturas y sequía podrían desplazar cultivos frutícolas hacia el sur del país

La floricultura evalúa las condiciones que le proporcionan regiones como Ñuble, Bio Bio y La Araucanía, en detrimento de los valles centrales.

El cambio climático ha generado un desplazamiento ecológico de los cultivos frutícolas un poco más al sur del país, a raíz de una prolongada sequía que se extiende por más de una década, con un déficit en la pluviometría durante este año que promedió un 60%; así como por las altas temperaturas, las cuales se pronostican que para el verano lleguen hasta los 39 grados en algunos puntos de la región.

En tal sentido, Patricio González, agroclimatólogo de la Universidad de Talca, resaltó la persistencia de las altas temperaturas en el recién culminado mes de noviembre, con una máxima promedio de 29,4 grados, representando 3,6 grados más alto de lo normal.

“Tuvimos incluso una temperatura de 35,9 grados el 19 de noviembre, figurando como la tercera más alta en los últimos 100 años en el caso de Talca, antecedidas por una en 1957 y otra en 2016”, ejemplificó.

CULTIVOS AFECTADOS
El experto expuso que esta situación afecta a la manzana y la pera por el “golpe de sol” -que tiene lugar entre las 3 y las 6 de la tarde cuando la temperatura supera los 33 grados- el cual les provoca marcas de color café en la piel de la fruta, lo que las inhabilita para salir al mercado.

Agregó que la vinicultura “necesita de primaveras frías, sobre todo en la noche, con temperaturas por debajo de los 9 grados para que la calidad del vino sea óptima y exportable. Cuando las temperaturas mínimas han estado elevándose en torno a las 6 décimas, obviamente los viticultores buscan áreas más frías al sur del país; incluso en La Araucanía ya se producen las primeras vendimias, buscando fundamentalmente el frío”, sostuvo.

PREOCUPACIÓN EN EL GREMIO AGRÍCOLA
Fernando Medina, presidente de Agrícola Central, manifestó la preocupación al interior del gremio, al comentar que los cambios en los niveles medios de temperatura comprometen a la fruticultura, poniendo bajo riesgo sus periodos de floración.

Reiteró que la principal preocupación del sector del agro en la región -a corto plazo- es la seguridad de riego, factor que depende en gran medida de la construcción de obras para acumular el agua suficiente para responder a la demanda del rubro agrícola, hecho que disminuiría los riesgos para la producción frutícola.

Indicó además que estos cambios pudieran propiciar la llegada de nuevos cultivos, al sostener que “desde el mismo momento que la temperatura aumenta y baja la probabilidad de heladas, pueden aparecer nuevos cultivos y frutales más resistentes como los paltos y todo tipo de cítricos”.

PROYECCIÓN 2020
PagePersonnel, consultora especializada en la contratación de especialistas en soporte de gestión, realizó un sondeo para determinar algunas de las proyecciones para el 2020 en la agroindustria, señalando que para el próximo año la actividad frutícola continuará consolidando su expansión hacia el sur del país.
“Las empresas del sector ya se están preparando para otro año seco, sin perder el foco en su misión de hacer crecer la industria que, si bien ha ido en aumento, no ha logrado un crecimiento importante en comparación a otros países exportadores, como las alternativas peruanas. Frente a esto, se buscará una mayor consolidación en las nuevas zonas de siembra”, dijo Sebastián Salinas, consultor senior de Agroindustria de Page Personnel.

El experto indicó que, a pesar que la región sigue siendo una de las principales zonas productoras del país en hectáreas plantadas de cultivos frutales, en los últimos años los efectos del clima han recortado la producción.

Fuente: Diario El Centro

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Website: (Url con http://)
* Comentario:
Escriba código