Nueces Malleco impulsa el cultivo de nogales en la zona sur

Nueces Malleco impulsa el cultivo de nogales en la zona sur

La Araucanía ha ido diversificando su producción agrícola. Al tradicional cultivo de cereales se suman las plantaciones frutícolas, y ya es frecuente encontrar huertos comerciales de vides viníferas, arándanos y manzanos en medio de grandes siembras de trigo, avena y raps.

En este nuevo escenario también destaca la producción de frutos secos. Mientras que en la provincia de Cautín el avellano europeo ha tenido un incremento exponencial, los productores de Malleco han puestos sus fichas en el nogal.

Según datos de Odepa en 2000 la región solo contaba con 17 hectáreas de nogales, cifra que ha ido aumentando con el paso de los años. Este crecimiento constante ha obligado a los fruticultores a contar con una asistencia técnica a nivel predial que asegure que el producto cumpla con los parámetros de calidad definidos por los mercados de destino. En este caso Turquía.

PROFO NUECES

Estos antecedentes motivaron la puesta en marcha del Proyecto Asociativo de Fomento de Corfo (Profo), “Nueces de exportación Malleco”, iniciativa impulsada por Nueces Malleco, organización conformada por cinco socios ( Angol Nuts SPA., Agrícola San Cecilia, Agrícola Thomás Henderson, Inversiones Piedras Negras y Jorge Borgeaud) y que el próximo 13 de junio en el Fundo Santa Cecilia (camino Angol-Renaico Km 4) realizará con apoyo de Corfo y Sofo el Seminario “Nogales al Sur del mundo”.

“En junio de 2018 nos adjudicamos este Profo de Corfo y llevamos casi un año operando. Queremos cerrar este primer año de gestión con un seminario que reúna a los productores del Bío Bío y La Araucanía. Veremos varios aspectos técnicos, pero más con una mirada comercial de cómo está el mercado de los nueces”, precisó Sylvia Sepúlveda, gerente del Profo Nogales.

Ricardo Rojas director de Corfo Araucanía recalcó que este proyecto tiene como objetivo desarrollar un nuevo modelo negocios asociativo, enfocado en la comercialización de nueces y servicios especializados vinculados al cultivo, posicionando la nueva empresa y sus servicios entre potenciales clientes, productores locales y distribuidores, y fortaleciendo las capacidades productivas de las empresas asociadas.

En este sentido Rojas destacó que la realización de este seminario, con expositores expertos en temáticas vinculadas con la producción y comercialización de nueces y servicios, es muy positivo ya que se podrá analizar la producción, funcionamiento de la Industria y mercado, entre otros temas.

UNA OPORTUNIDAD

La superficie de nogales en Chile ha ido en aumento. Pasó de alrededor de 23.000 hectáreas en 2012 a más de 35.000 en 2017, y si bien la mayor superficie está en la zona central, para La Araucanía este cultivo es una gran oportunidad.

“El número de hectáreas plantadas en la región ha ido creciendo, así como también el nivel de productividad. Antes se decía que no era lugar para nogales por el clima lluvioso y por la mayor incidencia de enfermedades como la peste negra que repercute directamente en el nivel productivo. En la actualidad el escenario es totalmente distinto. Gracias a los suelos ricos en materia orgánica y con el PH adecuado el nogal no tiene ningún problema”, recalcó Sepúlveda.

UN PRODUCTO DE CALIDAD

La gerente del Profo precisó que la posibilidad de modernizar y tecnificar el cultivo abre un mundo de posibilidades para los productores de Malleco, pensando en el futuro y en la escasez de mano de obra.

“Como el precio es una variable que como productores no podemos controlar, tenemos que dar la pelea para producir y entregar nueces de calidad y diferenciarnos del resto”, dijo la experta.

Nueces Malleco quiere dar un paso más al respecto y por esto están trabajando para certificar a todos los productores con sello libre de pesticidas. Se trata de una certificación que sólo entrega Anacer en Chile y que justamente María Pia Delpiano, presidente de Nueces Malleco, fue la primera a nivel nacional en obtenerla para su predio.

“Estamos trabajando en darle valor agregado a nuestra fruta. Lo mercados exigen un producto saludable y esta certificación nos permite llegar a nuevos mercados y a un mejor precio”, sostiene Sepúlveda.

Hasta ahora agregó la gerente del Profo se han alcanzado niveles productivos de entre los 3.500 a 5.000 kilos por hectáreas, lo que hace que se transforme en una alternativa competitiva, pero el ideal es llegar a tener un rendimiento de 5.500 a 6.000 kilos por hectárea.

“Todo el primer año trabajamos esto. Hubo un acompañamiento productivo a los productores con asesores expertos en diferentes áreas (tipo de suelo, riego, poda) para lograr esos niveles de producción”, dijo.

Recalcó además que el foco de este proyecto es generar interés por este cultivo y superar los problemas que se generan en la comercialización.

“Lo que queremos es capturar a ese pequeño productor que tiene entre 3 a 10 hectáreas y que hoy no tiene las espaldas para poder tener un asesor o para exportar solo”, concluyó.

Fuente: Campo Sureño

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Website: (Url con http://)
* Comentario:
Escriba código

Columna de Opinión