Monitor Agroclimático: Atraso del inicio del invierno trae déficits en precipitaciones en la zona centro sur de Chile

Monitor Agroclimático: Atraso del inicio del invierno trae déficits en precipitaciones en la zona centro sur de Chile

De acuerdo a información publicada en el Monitor Agroclimático, correspondiente al mes de abril de 2019, el atraso del inicio del invierno , hasta cierto punto “una sorpresa”, ha traído importantes déficits de precipitaciones en la zona centro sur, los que se han unido a los esperables de la zona central, abarcando la situación deficitaria prácticamente todo el territorio, excepto los extremos. Esto confirma la “intratable” megasequía y su superación escapa a los pronósticos, al menos trimestrales.

El Índice de Precipitación Estandarizado (SPI, por su sigla en inglés) muestra que en el período de los últimos tres meses la sequía meteorológica se acentuó en la zona centro sur, prácticamente desde la Región de O`Higgins a Los Lagos, superando los niveles existentes en un período de 48 meses. A esto se agrega las temperaturas anormalmente altas existentes en el período que han aumentado la brecha entre la evaporación y las precipitaciones.

 

De acuerdo al boletín de Situación Hidrológica de abril, emitido por la Dirección General de Aguas sólo los ríos Huasco y Elqui aumentaron sus caudales, aunque levemente, mientras que los otros ríos monitoreados experimentaron un fuerte descenso. En cuanto a los valores promedios, todos los ríos quedaron en abril con sus caudales bajo éstos, con excepción de los ríos Copiapó y Cautín. Los ríos Alicahue, Aconcagua, Cachapoal y Maule, incluso quedaron bajo el promedio histórico medido entre el período 1980-2010.

 

Respecto del año pasado, todos los caudales son inferiores, con la sola excepción de los ríos Mapocho, Maipo y Tinguiririca, cuyos caudales son similares o levemente superiores. A nivel nacional, los embalses presentan un déficit con respecto a sus promedios de un 41%. El mayor déficit corresponde a los embalses mixtos, dedicados a la generación y al riego, los que tienen un déficit de un 57%, representando un 65% del volumen promedio total. Los únicos embalses que presenta superávit son los dedicados exclusivamente al riego con un 14%, todos los demás están bajo sus promedios. Con respecto al mes anterior hubo una baja en los volúmenes almacenados de un 12%. Comparado con igual fecha del año anterior, el volumen total embalsado representa un mayor almacenamiento, de un 14%. Actualmente el almacenamiento global corresponde a un 33% de la capacidad total.

El índice de Condición de la Vegetación refleja el impacto de la sequía en las plantas. La escala del índice va de 0 a 100. Una situación desfavorable se muestra a partir de un valor de 40 ó menos. Hacia fines de abril se observa en casi todo el territorio nacional, especialmente en la regiones central y centro sur un deterioro en la condición vegetacional explicable por el persistente déficit de precipitaciones que es más visible en aquellas regiones que vienen saliendo de la “estación seca”. Más al sur empiezan a aparecer áreas, especialmente, en la depresión intermedia y el secano interior, en las que se manifiestan niveles de “sequía agrícola” leves a moderados. La evolución de esta situación dependerá, en el corto plazo, de la deseable pero poco probable superación del déficit hídrico instalado desde hace un tiempo. Ver este índice para todas las regiones en el siguiente link (haciendo click sobre la región de interés en el mapa): http://agroclimatico.minagri.gob.cl/

 

Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño

 

 Se espera que El Niño continúe durante el invierno 2019 del hemisferio sur (70% de probabilidad) y primavera (55-60% de probabilidad).

 

Las condiciones de El Niño están presentes en todo el Océano Pacífico tropical durante abril, ya que la temperatura de la superficie del mar en la región de El Niño 3.4 promedió aproximadamente +0.7°C, más que el promedio a largo plazo.

 

La mayoría de los modelos informáticos predicen que la superficie del océano se mantendrá más cálida que el promedio en la región de El Niño 3.4, mientras que la mayoría de las predicciones permanecerán por encima del umbral de El Niño de 0.5°C hasta la próxima primavera.

 

Sin embargo, en esta época hay una gran incertidumbre en la predictibilidad de los modelos (“barrera de primavera”), debido al período de transición de ENOS durante esta estación.

 

De la posible variación del comportamiento del fenómeno en los meses siguientes dependerá que la situación climatológica salga desde un ambiente de lluvias por debajo de lo normal y de temperaturas anormalmente altas, las que favorecen una “isoterma cero” alta que disminuye la probable acumulación de nieve y de horas de frío.

 

Revise el informe completo haciendo clic AQUÍ

 

Fuente: SimFRUIT

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Website: (Url con http://)
* Comentario:
Escriba código