Emprendedora innova con producción de clorofila

Emprendedora innova con producción de clorofila

Estas últimas semanas han sido de gran agitación para la osornina Soledad Aburto, emprendedora que con su proyecto en base a pasto de trigo “Verde Puro”, fue la gran ganadora de la tercera versión del Concurso Nacional Desafío Emprendedor, organizado por el Banco de Chile y Desafío Levantemos Chile. Más de 31 mil personas postularon a esta iniciativa, siendo 20 los finalistas que participaron a fines de marzo en una presentación en Santiago que definió al ganador. La emprendedora recibió un premio de 8 millones de pesos, con el que adquirirá un furgón con equipo de frío.

Aburto elabora shots de clorofila de 30 ml. 100 por ciento naturales a partir del wheatgrass (pasto de trigo), un superalimento que contiene todas las vitaminas y la mayoría de los minerales necesarios para el bienestar humano. Este jugo de clorofila cruda, es una proteína completa que contiene 17 aminoácidos, casi 30 enzimas y es un poderoso antioxidante que inhibe la formación de los radicales libres. Se estima que un shot de clorofila equivale a 1,5 kilos de verduras verdes. Se toma diariamente y puede diluirse en agua o acompañar con fruta.

“Fuimos bien evaluados por la innovación y por lograr un súper alimento, y consideraron que era un proyecto escalable y sustentable”, explica.

Soledad Aburto, técnico jurídico y egresada de Derecho comenzó este proyecto a fines de 2015, gracias a la propuesta que le hizo su hermano, el ingeniero agrónomo, M.Sc. Alfonso Aburto Maragaño, titulado de la Universidad Católica de Valparaíso y quien en 2016 se fue a especializar a Nueva Zelanda y También estuve en Canadá, donde conoció la experiencia de una empresa que produce este súper alimento. En forma paralela Soledad inició la producción en Osorno, formuló el plan de negocios y comenzó a participar en ferias para dar a conocer el producto.

Partieron en el patio de la casa con experimentos de ensayo y error. Comenzaron con 10 clientes solo en Osorno y fueron creciendo rapidamente, lo que los llevó a adquirir una parcela junto a la ayuda de su padre. Hoy trabajan en 6 mil metros cuadrados, donde cuentan con salas de siembra, invernadero y semillero. Los desechos orgánicos que producen además se regalan a agricultores para alimentar a sus animales.

“En junio de 2016 comenzamos nuestra primera producción. Fuimos apoyados pro el Centro de Desarrollo de Negocios y en diciembre de ese año alcanzamos los 200 clientes. Fueron saliendo clientes de otras ciudades y no teníamos capacidad para responder y teníamos que esperar que otro cliente se bajara para sumarlo”, recuerda Soledad.

Actualmente su hermano Alfonso está a cargo del área de producción y de las innovaciones que realizan para obtener el prducto y ella es responsable de la comercialización, gestión y difusión.

Los emprendedores destacan que la temporada alta es de marzo a octubre, donde pueden llegar a los 3 mil kilos mensuales de trigo. Soledad Aburto explica que trabajan con cuatro adultos mayores que participan en el proceso productivo, además de dos jóvenes part time para la temporada alta. Cuentan además con 25 representantes de ventas y distribuyen el producto desde Viña del Mar a Puerto Natales. Cuentan además con la asesoría de las ingenieras en alimentos, Marta Alvarez y Corina Flores.

PRODUCTO ORGÁNICO

En la actualidad la producción del pasto de trigo se realiza en el sector de Las Quemas en Osorno y aseguran que el proceso y el producto es totalmente orgánico, por lo que esperan obtener la certificación en un plazo de tres años. Entre las proyecciones de la empresa además, está obtener clorofila liofilizada, lo que les permitirá abarcar a todo el país y exportar, ya que están en conversaciones con New York a través de una gestión del Centro de Desarrollo de Negocios de Osorno, explica Soledad Aburto, por lo que esperan hacer sus primeros envíos en 2020.

Además están sacando las primeras líneas de productos cosméticos y capilares de clorofila.

“La principal innovación es que le dimos valor agregado al trigo para obtener un producto cien por ciento natural que ayuda a la salud de las personas. Es un super alimento que cultivamos de manera natural y es rápido y fácil de consumir para quienes cuentan con poco tiempo”, cuenta Soledad.

Los emprendedores además buscan obtener la certificación como empresa B y actualmente además trabajan en el cambio de envases para hacerlos compostables.

Fuente: Campo Sureño

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Website: (Url con http://)
* Comentario:
Escriba código