Científicos crean la primera vacuna para abejas del mundo: esperan salvarlas de la extinción

Científicos crean la primera vacuna para abejas del mundo: esperan salvarlas de la extinción

En el futuro, podría usarse esa tecnología para combatir todo tipo de enfermedades que afectan a estos insectos.

Cada vez más abejas melíferas mueren año tras año debido a los pesticidas, la desaparición de hábitats, una mala nutrición y el cambio climático.

La extinción de estos antófilos podría acarrear consecuencias desastrosas no solo para la agricultura y la biodiversidad, sino también para la especie humana.

Por eso, científicos de la Universidad de Helsinkiintentan salvar aunque sea a algunas de las polinizadoras y para eso desarrollaron la primera vacuna comestible contra las infecciones microbianas.

“Puede que ahora mismo nos encontremos en un punto de inflexión, incluso sin darnos cuenta”, dijo Dalial Freitak, la científica que dirige el proyecto. “Hace mucho tiempo que damos por sentado los servicios de polinización. Estos insectos no están allí, están desapareciendo“, advirtió.

En qué consiste la vacuna

La primera vacuna protege a las abejas de la loque americana, una enfermedad presente en todo el mundo que puede arrasar colonias enteras y cuyas esporas pueden mantenerse viables por más de 50 años. En el futuro, podría usarse esa tecnología para combatir enfermedades fúngicas y otras infecciones bacterianas.

La vacuna se aplica por medio de un medallón de azúcar comestible que se suspende en la colmena para que la reina lo consuma en siete a diez días. Tras ingerir los patógenos, la reina puede provocar una respuesta inmunológica en su descendencia, lo que termina inoculando la colmena.


La vacuna protege a las abejas de la loque americana, una enfermedad presente en todo el mundo que puede arrasar colonias enteras. Daniel Acker/Bloomberg

Todavía hay que trabajar mucho en la vacuna para que estécomercialmente disponible. Los científicos deben asegurarse de que sea segura para el ambiente, para las propias abejas y para los humanos que consumen la miel.

Se tardará años en superar los obstáculos reguladores. Además, es muy pronto para estimar cuánto tendrán que pagar los apicultores para comprar colmenas inoculadas, dijo Freitak.

Si bien un mayor número de abejas también podría beneficiar cultivos que no necesitan polinización, como las papas, el arroz y el trigo, los frutos ricos en vitaminas como las manzanas, los tomates y los cítricos no pueden florecer sin ellas, explicó Freitak.

“Este problema verdaderamente nos afecta a todos“, dijo. “Tenemos que comenzar a atacarlo en todas partes”, completó.

La Vanguardia

Fuente: Clarin

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Website: (Url con http://)
* Comentario:
Escriba código