Los proyectos de innovación que impulsan al rubro ovino en La Araucanía

Los proyectos de innovación que impulsan al rubro ovino en La Araucanía

Más de 180 mil cabezas de ganado en manos de más de 22 mil productores es la cifra que se maneja en La Araucanía. Sin duda se trata de una actividad relevante para la economía nacional y por eso no sorprende los proyectos de innovación que se generan en torno a este rubro.

Un ejemplo claro es el trabajo desarrollado por la Universidad de La Frontera. Por más de 10 años el investigador Néstor Sepúlveda Becker, ha estado aportando al desarrollo de soluciones tecnológicas para el sector cárnico nacional y regional.

Hace ya seis años que se levantó una alianza con empresas transformadoras con el objetivo de producir charcutería de cordero (cecinas, salchichas, jamones, salame, longanizas entre otros) de una calidad premium. La idea final es poner en el mercado productos cárnicos más saludables y para ello se han modificado las grasas saturadas por aceite, se ha incorporado fibra dietética y antioxidantes para permitir una mayor durabilidad del producto.

LONCOCHE: NACE UNA MARCA

Por varios años se ha trabajado con asociaciones de ganadero para que ellos mejoraran sus canales de comercialización y pudiesen vender directamentesus productos terminados.

En ese sentido uno de los trabajaos más exitosos fue el que se concretó con la Asociación Gremial de Ganaderos de Ovinos de Raza de Loncoche (Agrol), la que ha logrado producir cortes de ovino y también charcutería que se comercializa en la región y el país.

“Sobre este producto hemos obtenido una marca colectiva que les permite a ellos registrar y apropiarse de este tipo de productos”, dijo Gastón Sandoval, médico veterinario, encargado de la Unidad de Desarrollo Local de la Municipalidad de Loncoche.

Para el profesional este lanzamiento de marca se puede ver como el fin de un ciclo y el inicio de otro lleno de nuevos desafíos. “Agrol si bien se fundó en 2001 y en una primera instancia el objetivo era producir productos ovinos de calidad y enfocado a todo lo que ocurre en el predio y lo que tiene que ver con la parte reproductiva y sanitaria, con el tiempo nos dimos cuenta que era importante agregar valor al rubro”, sostuvo Sandoval.

Recalcó que: “con el registro de marca tienen un paragua de protección legal y un paragua de marca, iconografía, etiqueta que permita diferenciar estos productos, de otros elaborados en otros puntos de la región”, precisó.

Ricardo Peña, alcalde de Loncoche, evaluó positivamente este paso. Aseveró que todo lo que sea productivo les impacta positivamente.

“Nos favorece especialmente si se trata del rubro ovino, porque nos permita profesionalizar varios aspectos del desarrollo que tenemos. Nos permite visualizar bien y organizarnos e incorporar valor agregado y tecnología que una Universidad como la Ufro nos puede entregar”, precisó Peña, quien recordó que son la única comuna en Chile que tiene un Banco Ovino.

“Hemos tenido un alto impacto en el desarrollo rural como un concepto integral donde el rubro de la carne es de mucha importancia”, concluyó.

En este contexto, Néstor Sepúlveda Becker recalcó que si bien los productores ovinos han mejorado mucho sus sistemas de producción, sanidad y nivel genético, la mayoría sigue siendo vendedores de ganado en pie.

“Lo que se busca con este proyecto es que a través de esta agrupación colectiva puedan levantar un segundo piso de ventas que les permita ofrecer sus productos que son obtenidos en condiciones muy naturales ha determinado sector de los consumidores. Estamos hablando de hoteles, restaurantes y centros dispuestos por la municipalidad para la realización de este negocio”

HAMBURGUESAS DE CORDERO

Otro proyecto innovador es el desarrollado por Ovinos del Sur, empresa que se dedica a comercializar canales y cortes de ovinos, pero que ahora ha decidido incursionar en la producción de hamburguesas, las que destacan por ser libre de sellos.

Con apoyo de Corfo y en conjunto con el Frigorífico Karmac (firma dedicada a la producción de productos cárnicos), este emprendimiento de la región se ha llevado todos los aplausos.

Según explica Fernando Hermanns Hevia, productor de Pillanlelbun, la actual iniciativa surgió de la mano de un anterior Proyecto Asociativo de Fomento (Profo).

“El primer Profo nació como una manera de diversificar el negocio ovino y acercar este tipo de carne a los consumidores, luego decidimos presentar otro Profo, en el que Codesser actúa como agente operador, para elaborar subproductos de la industria ovina y entre ellos están la hamburguesas, pero evidentemente tenemos que sumar más productos”, cuenta Hermanns.

Adolfo Plaza Montarroso, productor de la localidad de Cajón y socio en este proyecto, señala que después de más de 10 años de experiencia en el rubro había que avanzar en esta dirección.

“Había que generar valor agregado a la producción que ya teníamos. La idea es vender el producto terminado para la dueña de casa”, precisa.

“Queremos dejar claro que para nosotros la herramienta de Corfo que nos ayudó ha sido primordial. Comenzamos comercializando canales y cortes de cordero, lo que ya nos dio cierta experiencia”

En mayo de 2016, estos socios, dieron un nuevo paso: comenzaron a fabricar las hamburguesas Ovinos del Sur. Para lograr este objetivo y potenciar la producción de corderos en la región, se asociaron con la Cooperativa Agrícola Ovinos Araucanía y se creó la empresa comercial Cordesur.

“Estamos trabajando con hoteles y restaurantes en Santiago, Temuco, Villarrica, Puerto Varas y Puerto Montt. Hemos ido buscando el mercado y además unas de las potencialidades que tenemos es que hemos sido capaces de mantener siempre nuestros productos. Hay otras iniciativas que no han podido mantener su oferta, situación a la que nosotros ya le hemos hecho frente”, explica Fernando Hermanns, quien agrega que para tener cordero fresco durante prácticamente todo el año le compran a más de 30 productores, no sólo de la cooperativa sino que también de otros puntos de la zona sur.

EL CORDERO VICTORIENSE

La Cooperativa Campesina Ovinos Victoria (Ovicoop), de la provincia de Malleco poco a poco ha ido consolidando su nombre en el mercado nacional. Sus cortes gourmet sellados al vacío ya son conocidos a nivel nacional.

Formalizada en 2012 por 31 pequeños ganaderos, en su gran mayoría usuarios del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), la organización se destaca por su carácter multicultural,

Tan bien les ha ido con su proyecto, que en junio del 2014 inauguraron una sala de ventas en Victoria, donde las dueñas de casa ya se acostumbraron a comprar el cordero por kilo. También se han expandido a mercados del resto de la región, realizan envíos a tiendas y restoranes de otros puntos del país y permanentemente están buscando nuevos poderes compradores, mediante su asesor de ventas, bajo el concepto del “comercio justo”.

Según los productores el corte estrella es la chuleta francesa, que pesa alrededor de 1,2 kilo. Por ahora es lo más buscado por los restoranes y lo que ha tenido más salida.

Le siguen el entrecot, las chuletas de pierna, espaldilla y parrillera, el garrón, el costillar, el medallón y los riñones y criadillas. El cordero se troza en su totalidad y el sellado al vacío permite que la carne dure un año.

Más datos en su sitio web www.ovicoop.cl, donde la cooperativa cuenta con un recetario para facilitar su consumo, donde figuran platos como corderovictoriense al cognac, al curry, al vino, con salsa picosa y arvejado, chuletón a las finas hierbas, cazuela de espinazo con luche, chuletas con almendras, crepes y estofado con ñoquis.

Fuente: Campo Sureño

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Website: (Url con http://)
* Comentario:
Escriba código

Columna de Opinión